:::: MENU ::::
  • 3.11.18
La Doblaíta gigante de La Victoria cumplió una vez más con las expectativas. Esta tradición, tan antigua como generosa, celebró este jueves una nueva edición. Al igual que en pasadas ocasiones, el beneficio de la venta del gran dulce, que alcanzó este año los 885 euros, irá destinado al programa Vacaciones en Paz de la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños Y Niñas Saharauis (Acansa).







El dulce con forma de lagarto, que alcanzó unas dimensiones de 3,80 metros de ancho por 7,70 metros de largo, fue realizado por la panadería Muñoz y Ariza, utilizando unas cantidades próximas a los 50 kilos de harina, cien en total de masa y unos cuatro de matalahúva.

Según uno de los panaderos artesanos, Francisco Ariza, realizar este dulce tan tradicional para la localidad de La Victoria les lleva unas seis horas de trabajo. “En otras ocasiones, el dulce llegó a medir nueve metros pero, por distintos motivos, en los últimos años se decidió empequeñecerlo un poco”, explicó.

Cada porción, junto con el vaso de chocolate, tuvo el valor colaborativo de un euro, siendo la totalidad de lo recaudado destinado al programa Vacaciones en Paz, de la Asociación Acansa, por el cual durante los meses de verano, esta oenegé acoge a niños saharauis en distintos domicilios voluntarios por diversos lugares de la provincia.

El evento contó además con la presencia de una colchoneta hinchable como pasatiempo para los niños que se acercaron hasta el Pabellón Municipal de Deportes de La Victoria, lugar en el que se desarrolló el acto, que reunió a vecinos de todas las edades en una jornada tan señalada como la del Día de Todos los Santos.

FERNANDO LÓPEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: F. LÓPEZ


DEPORTES - LA VICTORIA DIGITAL

FIRMAS
La Victoria Digital te escucha Escríbenos