:::: MENU ::::
  • 28.10.20
Para ser sincera, no tenía ganas de escribir, de volver a charlar sobre todo el infinito de caos que tengo en la cabeza. Estaba y estoy enfadada. Con el mundo. Con todo. Hace tiempo que acepté que soy diferente. Llamadme loca, rara. Me da igual. Pero poneos cómodos que os quiero contar las galaxias que lleváis dentro de vosotros y no dejáis reventar.


Cuando hablo de "galaxias" hablo de esencias, de nuestro ser más puro. De nosotros. Las galaxias a las que me refiero son todas esas cosas que somos y me refiero a ellas como "galaxias" porque son infinitas. Siempre hay más de lo que puedes llegar a imaginar. 

Y sí, como he dicho antes, estoy enfadada con todo. Porque veo que no explotáis y nos os mostráis a vosotros mismos todo el potencial que tenéis dentro. Digo "a vosotros mismos" porque cada uno debe conocer todo (de sí mismo) lo que es capaz de aportar en la vida. 

Explota. Revienta esas galaxias. Esos rincones perdidos. Sentirás un chute de adrenalina. Un viaje por diferentes mundos, que colisionan cuando te cruzas con alguien. Incluso contigo mismo. A veces sentirás que el mundo se te viene encima y te mueres de miedo. 

Sí, sé de lo que hablo porque estoy justo en ese proceso. Estoy conociendo tanto de mí misma que me asusta. Porque viví con los límites, esos que nos ponen, y ahora estoy rompiendo todas esas normas. Porque sé cuánta infinidad de cosas existen. De las que soy capaz de crear y de las que me enseñan el caos de esas personas “raras” que andan a mi lado. Raras porque rompen con la normalidad y se muestran en su verdadera esencia: sin poner límites a lo desconocido. 

Las barreras no existen: son miedos que criamos por no querer aventurarnos, por todo lo que tenemos en la cabeza... 

MERCEDES OBIES

DEPORTES - LA VICTORIA DIGITAL

FIRMAS
La Victoria Digital te escucha Escríbenos