:::: MENU ::::
DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

Mostrando entradas con la etiqueta Provincia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Provincia. Mostrar todas las entradas
  • 18.8.22
El Ministerio del Interior ha publicado el Balance de Criminalidad del segundo trimestre del año 2022 en el que se recoge un incremento del 26,9 por ciento de la tasa de delincuencia en la provincia de Córdoba con respecto al mismo periodo de 2021. Con todo, Córdoba registra una tasa de criminalidad de 34 por 1.000 habitantes, por debajo de la tasa de Andalucía, de 41,5 y de la tasa nacional, que es de 46,2 por cada 1.000 habitantes.


Entre los diferentes tipos penales, los robos y hurtos son los delitos que mayor incremento han registrado con respeto al mismo periodo del pasado año. Así, en el primer semestre de 2022 se contabilizaron 3.322 hurtos, lo que supone un 66,5 por ciento más que en 2021, o 6656 robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, es decir, un 54,5 por ciento más.

Asimismo, se ha producido en Córdoba un incremento significativo de las estafas informáticas de un 41,8 por ciento con respecto al año 2021. El incremento de estos delitos lleva produciéndose varios años de forma sostenida a nivel nacional, por lo que la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, ha pedido a todos los ciudadanos que “estén alerta y actúen con prudencia en sus transacciones informáticas” dado el perfeccionamiento al que están llegando los delincuentes en este tipo de delitos.

Por otra parte, es destacable la disminución en un 19,2 por ciento de los delitos contra la libertad referidos a los malos tratos habituales en el ámbito familiar, o los relacionados con el tráfico de drogas, que cae en más de 18 puntos.

Criminalidad en Andalucía

A nivel autonómico, Andalucía ocupa el décimo lugar en comparación con el resto de comunidades autónomas, con un total de 27.684 efectivos, de los que 15.330 son guardia civiles, un número 5,9 por ciento mayor que en 2015 (+859 agentes), y 12.354 policías nacionales, 445 más que en ese mismo año, un 3,7 por ciento superior.

En términos absolutos, de enero a junio de 2022, el número de infracciones penales asciende en Andalucía a 183.180 casos, de los que 121.790 fueron graves o menos graves y 61.390 delitos leves, como lesiones, amenazas y estafas.

En la comparativa con el segundo trimestre de 2021, en la que hay que tener en cuenta que aún se aplicaban restricciones en los primeros meses como consecuencia de la Covid-19, todos los tipos de infracciones penales subieron un 25,1 por ciento, pasando de 143.376 a las 183.180 de este año.

Del global, los delitos que más crecen son los hurtos, con 9.752 casos, un 72 por ciento más, así como los delitos contra el patrimonio, que acumularon 18.523 denuncias (52,4% más) y los robos con violencia en la vía pública, 2.358 delitos de enero-junio, un aumento del 43,4 por ciento.

Por el contrario, los delitos que menos aumentaron fueron los malos tratos físicos o psíquicos habituales, con 1.390 casos en los seis primeros meses de 2022, un 5,9 por ciento más, y los delitos leves por daños, que pasaron de 12.838 en 2021 a 14.148 en el acumulado hasta el pasado mes de junio. En el caso de los delitos por blanqueo de capitales no se produjo ninguna variación respecto al pasado año (48).

Las labores de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han permitido esclarecer el 41,2 por ciento de las infracciones penales y una tasa de detenidos de 253 por cada 1.000 infracciones penales, con un total de 46.344 personas implicadas, 36.303 de nacionalidad española y 10.041 extranjeros. Del total de infracciones, 181.737 fueron conocidas por el Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil y 1.443 por Policía Autonómica y Policía Local.

En cuanto a las sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas, durante los seis primeros meses del año han experimentado una subida del 12,2 por ciento, pasando de 1.498 en el segundo trimestre de 2021 a 1.681 en el mismo período de este año.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 17.8.22
Tras la vendimia de las variedades sauvignon blanc, moscatel y chardonnay –ideales para la elaboración de vinos blancos jóvenes sin crianza– y la cosecha de tintas –amparadas por el indicativo Vinos de la Tierra de Córdoba–, el marco Montilla-Moriles se afana ya, de manera prácticamente generalizada en los viñedos de toda la Denominación de Origen Protegida (DOP), en la recolección de la uva Pedro Ximénez, la variedad autóctona de la zona vitivinícola cordobesa.



Tal y como destacó ayer la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), este año se espera una merma de producción con respecto a la campaña anterior del 30 por ciento debido, fundamentalmente, a la falta de lluvia, a la escasa floración de las cepas y a las reiteradas olas de calor que han afectado negativamente el desarrollo final de los racimos.

De este modo, si el pasado año se cerró la vendimia con un aforo de 32 millones de kilos, las previsiones de cosecha que barajan desde Asaja-Córdoba sitúan el balance en unos 24 millones, cifra que, de cumplirse, convertiría la campaña 2022 en la más baja de las dos últimas décadas.

Y es que en los últimos tiempos, la campaña más productiva fue la del 2003, con 86,1 millones de kilos de uva, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

En lo que respecta a los precios, Asaja-Córdoba confirmó que las bodegas no tienen aún definido el precio del kilo de uva, si bien desde la organización agraria se mostraron confiados en que “suban notablemente para compensar el descenso de producción y que el cultivo sea viable.”

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 15.8.22
Un racimo de 2.950 gramos de peso recolectado por Francisco Bujalance Parrado se ha impuesto al mediodía de hoy en el Concurso Provincial de Racimos de Uva del Llano del Espinar, una peculiar iniciativa que marca de forma simbólica el inicio de la vendimia en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles y que, este año, ha cumplido su vigésimo séptima edición.


El concurso, celebrado en el recinto ferial a partir de las 13.00 de la tarde, ha reunido a decenas de vecinos de esta pedanía en la que habitan unos 600 vecinos y que depende administrativamente de Castro del Río, pese a encontrarse más próxima a municipios como Nueva Carteya o Montilla.

Con la ayuda de un refractómetro para medir la cantidad de azúcar en el jugo de las uvas, el jurado del concurso –formado por Juan Rafael Portero Criado, Juan Portero Laguna y Ángela Portero Bellido–, inspeccionó uno a uno todos los racimos que concurrieron al concurso para valorar la graduación, el peso y el estado sanitario de los frutos.

Junto con el primer premio, dotado con 150 euros en metálico para el racimo de mayor peso de uvas Pedro Ximénez, el jurado reconoció con el segundo premio a José Rosa, que se presentó en la caseta municipal con un racimo de la variedad autóctona que pesó 2.665 gramos, por el que recibió un premio de 100 euros donado por la Cooperativa Agrícola La Unión, que desarrolla la mayor vendimia de Andalucía desde hace décadas.

A su vez, también resultaron premiados por el jurado María del Carmen Rodríguez Zamora, por un racimo que pesó 2.730 gramos; Tomás Montáñez, por presentar las uvas con mayor graduación Baumé de todo el concurso; y Luis Hidalgo, por el ejemplar con mejor presencia.


La ingeniera agrónoma Ángela Portero, responsable del Aula de Viticultura del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, recordó que el Concurso Provincial de Racimos de Uva del Llano del Espinar esboza desde el año 1995 una "previsión bastante certera" de cómo será la vendimia en el marco vitivinícola cordobés.

Por su parte, el alcalde de Castro del Río, Julio Criado, alabó el "buen nivel de participación" de este concurso que representa uno de los momentos más esperados del año para los viticultores de esta pedanía situada entre Montilla, Castro del Río y Nueva Carteya. No en vano, a partir del mes de mayo, momento en que se empiezan a retirar los pámpanos de las cepas, los agricultores del Llano del Espinar empiezan a tomar nota de la localización de aquellos racimos que sobresalen del resto por su tamaño o por su buen aspecto.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 15.8.22
El paulatino arranque de vides en la zona Montilla-Moriles ha provocado que este cultivo, que llegó a alcanzar las 19.000 hectáreas en la década de los ochenta, apenas alcance hoy las 4.400 hectáreas. Ante esta imparable pérdida de cepas –que constituyen una "seña identitaria" del territorio–, la Mancomunidad de Municipios de la Campiña Sur Cordobesa ha querido impulsar una iniciativa para "garantizar" el paisaje por medio de su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Unesco.


La propuesta, que será planteada en el pleno que la entidad supramunicipal celebrará el próximo mes de septiembre, busca "poner en valor el papel que la viticultura ha jugado en la historia y en la cultura de la comarca, así como en su evolución socioeconómica", en palabras de Francisca Carmona, presidenta de la Mancomunidad y alcaldesa de Moriles.

"La cultura del vino en esta comarca es su seña de identidad más arraigada y profunda, una singularidad que queremos evitar que desaparezca ante el continuo arranque de viñedos en todo el marco", destacó Francisca Carmona, quien insistió en que la designación del cultivo de la vid como Patrimonio Inmaterial de la Unesco "permitiría avanzar en la protección de un paisaje identitario de la Campiña Sur Cordobesa, que ha marcado las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por de generación en generación en la zona".

De este modo, las 300 hectáreas de vid que se han arrancado en el marco Montilla-Moriles en el último año según los datos aportados por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba) han reducido la superficie de viñedo en casi un 78 por ciento en las últimas cuatro décadas, pasando de las 19.000 hectáreas que se computaban a principios de los años ochenta a las 4.400 actuales.

La mayor parte de los viñedos del marco Montilla-Moriles se siguen concentrando en el término municipal de Montilla, donde al cierre de la pasada campaña se contabilizaban cerca de 1.800 hectáreas de vid, lo que representa el 38 por ciento de la superficie total de la DOP. Le seguían Aguilar de la Frontera, con 780 hectáreas; Moriles, con 390; Montemayor, con 350 hectáreas; y Cabra, con 330. Por su parte, la presencia de viñedo es testimonial en localidades como Fernán Núñez, Espejo y Doña Mencía.

En la actualidad, la DOP Montilla-Moriles engloba 18 municipios. De este modo, las localidades que conforman la Zona de Producción son Montilla, Moriles, Doña Mencía, Montalbán, Monturque, Nueva Carteya y Puente Genil, así como parte de los términos municipales de Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernán-Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor y Santaella. La zona de crianza se completa, además, con el núcleo urbano de Córdoba capital.

En lo que respecta a las variedades negras, el balance no es mucho mejor. Según Juan Manuel Centella, presidente de la Sectorial Vitivinícola de Asaja-Córdoba, las uvas tintas prácticamente han desaparecido en la zona, donde quedarían apenas 200 hectáreas cultivadas.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 11.8.22
La Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública de la Junta de Andalucía ampliará el Plan de Especial de Reactivación de la Administración de Justicia para lo que resta de año. De este modo, el plan se desarrollará desde el 15 de septiembre hasta el 30 de noviembre próximos y permitirá reforzar 27 órganos judiciales en la provincia de Córdoba, entre ellos, los dos juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Montilla.


La renovación de estos refuerzos supondrá una inversión total de casi 2,9 millones de euros en toda Andalucía y permitirá que 683 funcionarios trabajen tres tardes a la semana para descongestionar los asuntos pendientes en estos tribunales tras la crisis sanitaria generada por el covid-19.

De esta forma, la Junta de Andalucía refuerza la atención jurídica de gran parte de la Campiña Sur Cordobesa pues, como sede del Partido Judicial número 11 de la provincia de Córdoba, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Montilla es competente para conocer los asuntos que tienen lugar en los municipios de Fernán Núñez, Montalbán, Montemayor, Montilla, La Rambla, San Sebastián de los Ballesteros, Santaella y La Victoria, así como cualesquiera otros en los que pueda haber implicados o interesados vecinos residentes o con intereses particulares en cualquiera de estas localidades de referencia.

Se prolonga así una medida muy valorada por el sector. Este Plan de Reactivación, como en el caso de los anteriores, ha sido llevado a la Mesa Sectorial y cuenta con el visto bueno de las organizaciones sindicales. Las actuaciones contempladas responden a las necesidades planteadas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que determina previamente en un informe los órganos judiciales y fiscales susceptibles de contar con estos refuerzos.

Así, se reforzarán las ocho Fiscalías provinciales, tres Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) y 219 órganos judiciales. De ellos, 94 tienen competencia en Violencia sobre la Mujer -para paliar las necesidades que surjan tras la progresiva finalización de los refuerzos con cargo al Pacto de Estado contra la Violencia de Género-; y seis tienen competencia en materia de revisiones de capacidad jurídica.

En el caso de los juzgados con competencia en materia de revisiones de capacidad jurídica es "de especial relevancia esta medida", según indica la Junta de Andalucía, ante la reforma legislativa aprobada hace un año para el apoyo a las personas declaradas con capacidad modificada judicialmente que obliga a revisar en los próximos tres años las medidas establecidas respecto a éstas.

En el caso de la provincia de Córdoba, los órganos judiciales incluidos en el plan son la Sección 1ª Civil Audiencia Provincial; el Juzgado de lo Social nº 4; el Mercantil y los de Primera Instancia (Familia) 3 y 5 de la capital; los Juzgados Mixtos 1 y 2 de Montoro, 2 de Puente Genil, 2 de Pozoblanco, 1 y 2 de Peñarroya-Pueblonuevo, 1, 2 y 3 de Lucena, 1 y 2 de Montilla; 1, 2 y 3 de Posadas.

Además, se reforzarán los juzgados con competencias en violencia sobre la mujer número 1 de la capital; los de Primera Instancia e Instrucción n.º 1 de Cabra y n.º 1 de Puente Genil, el de Priego de Córdoba y el de Baena; el Penal 5 de Córdoba; la Sección 3º de la Audiencia y la Fiscalía Provincial.

En toda Andalucía van a participar en este plan cuatro médicos forenses y 679 funcionarios de los cuerpos generales de la Administración de Justicia (Gestión Procesal y Administrativa, Tramitación Procesal y Administrativa y Auxilio Judicial).

Al igual que en las anteriores fases de este Plan de Reactivación, la medida consiste en la prolongación de jornada tres tardes a la semana (lunes, martes y jueves) por una persona funcionaria de cada cuerpo. En los Institutos de Medicina Legal se ha incluido un médico forense, personal del cuerpo de Tramitación Procesal y Administrativa y personal del cuerpo de Auxilio Judicial. En los juzgados con competencia en revisiones de capacidad se implanta la medida de auto-refuerzo mediante un tramitador en cada uno de los órganos.

De forma periódica se analizarán los datos de entrada y pendencia de los órganos objeto del plan para adoptar las modificaciones que se consideren necesarias para garantizar la finalidad pretendida, incluida la supresión de la medida cuando no se estén cumpliendo los objetivos acordados. El Plan de Reactivación, una medida sin precedentes en la Administración de Justicia, destinó la pasada legislatura 15 millones de euros a refuerzos para aliviar la situación de sobrecarga laboral agravada por la pandemia.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 10.8.22
Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha dado por finalizada la tercera vendimia destinada a la elaboración del pionero Robles Brut Nature, el primer espumoso de uva cien por cien Pedro Ximénez, surgido tras cinco años de estrecha colaboración e investigación con el Instituto de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra.


"La ausencia de lluvias en los últimos meses ha sido clave para conseguir que el fruto que nos hemos encontrado en esta vendimia esté sano", explicó la enóloga de Bodegas Robles, Rocío Márquez, quien aclaró que "se ha cosechado una uva de gran calidad, con los racimos bien formados y diez grados Baumé", a diferencia de los trece grados que se requieren para la elaboración de los vinos generosos del marco Montilla-Moriles.

De este modo, la firma bodeguera montillana, que también cuenta con un amplio viñedo en el paraje de Villargallegos, a las afueras de Santaella, ha llevado a cabo una vendimia "temprana, nocturna y manual" para "proteger el perfil aromático del fruto y minimizar la oxidación de los mostos", en palabras de Rocío Márquez.

En ese sentido, la enóloga de Bodegas Robles defendió la necesidad de "respetar el ciclo biológico de la vid" para poder desarrollar vinos de calidad, especialmente en el caso de los vinos blancos espumosos, en los que se busca la "máxima expresión de la uva, con aromas frescos y muy estructurados, que permiten la correcta evolución de las levaduras y de las burbujas de la uva Pedro Ximénez".

La creación del primer Robles Brut Nature a partir de uvas Pedro Ximénez supone un hito más dentro de la apuesta por la investigación e innovación que ha marcado el recorrido de Bodegas Robles durante las últimas dos décadas cuando, también con el apoyo del centro de Ifapa en Cabra, se decidió por la reconversión de sus viñedos a la agricultura ecológica.

"Para nosotros, esta tercera vendimia representa la consolidación de una apuesta arriesgada: la reinterpretación de la uva Pedro Ximénez gracias a la colaboración del chef cordobés Paco Morales, que atesora dos estrellas Michelín, y del centro de investigación Ifapa de Cabra", reconoció el gerente de la bodega, Francisco Robles, quien adelantó que la firma espera poder lanzar al mercado este año unas 25.000 botellas de su espumoso ecológico.


"En la vendimia pasada ya triplicamos la producción de uva destinada al espumoso y, este año, volvemos a crecer", resaltó el responsable de la bodega, que ha sumado una gran cantidad de reseñas elogiosas de las principales revistas especializadas en vinos y gastronomía. No en vano, el pasado mes de junio, Robles Brut Nature recibió el Premio al Mejor Producto Innovador en el marco de la feria Organic Food Iberia, celebrada en Madrid los días 8 y 9 de junio.

En opinión de Francisco Robles, "parte de este éxito ha sido gracias a una importante inversión en maquinaria y tecnología que nos ha permitido elaborar íntegramente nuestro vino espumoso en nuestras propias instalaciones, con nuestros propios procesos y siguiendo un control estricto de la crianza que se realiza botella a botella, sin concesiones a la estandarización o a la rutina".

No en vano, la firma bodeguera, que se dedica a la elaboración de vinos desde 1927, ha realizado en los últimos años una importante inversión en maquinaria y tecnología que permite elaborar íntegramente los vinos espumosos en sus propias instalaciones, situadas junto a la carretera nacional N-331.

Una nueva apuesta por la innovación

Robles Brut Nature se elabora siguiendo el tradicional método Champagnoise a partir de la variedad de uva ecológica Pedro Ximénez. "Su burbuja natural y persistente es fruto de una doble fermentación en botella en posición horizontal en rima manual a partir de un ensamblaje con vinos generosos", aclaró la enóloga de la firma.

"Sus aromas y su sabor recuerdan a cierta bollería elegante, como el brioche, la magdalena o el bollo de pan", detalló Rocío Márquez, quien precisó que Robles Brut Nature se comercializa actualmente con tres periodos de envejecimiento distinto: 18, 24 o 36 meses de crianza en botella.


"Una vez más, hemos querido volver a mostrar la fuerza de un proyecto que aúna los valores tradicionales con la innovación y el entusiasmo", destacó Francisco Robles, para quien esta nueva aventura representa "un camino esencial para la supervivencia y el crecimiento de las diferentes regiones vitivinícolas".

Un sendero que Bodegas Robles ha venido transitando persistentemente durante largos años en la zona Montilla-Moriles con el desarrollo de nuevos productos como los vinos y vinagres ecológicos, el Verdejo, Caprichoso y, ahora, el Robles Brut Nature.

"El sentido del tiempo de Montilla-Moriles está presente en nuestros espumosos", resalta Francisco Robles, quien recuerda que Montilla-Moriles es una zona acostumbrada a la "sutileza de las largas crianzas" y proclive a incorporar el "secreto del tiempo" a los vinos olorosos y amontillados, que pueden llegar a acumular hasta 25 años de envejecimiento en barrica.

"Esto es algo excepcional en el mundo de los vinos blancos y queremos trasladarlo también a nuestro espumoso, por eso estamos trabajando ya con crianzas de 24 y 36 meses, aunque nuestro objetivo es llegar a los 60 meses de envejecimiento en botella", avanzó.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 9.8.22
El Consejo Rector del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha aprobado la utilización de 1,68 millones de euros de sus remanentes para reforzar las acciones dirigidas a la atención social y al empleo, entre las que se incluyen el Programa de Empleo Social, la Ayuda a Domicilio en Urgencias, el de Empleo Social para Mujeres en Situación de Vulnerabilidad y las Ayudas Económico Familiares.


El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha destacado “la apuesta, una vez más, que realizamos por las políticas sociales, a través de programas e iniciativas con las que pretendemos dar respuesta a las necesidades de la población de los municipios menores de 20.000 habitantes”.

En este sentido, Sánchez ha puesto en valor “el incremento de presupuesto en el Programa de Ayuda a Domicilio en Urgencias, que pasa de 1 a 1,5 millones de euros, entendiendo que es un recurso idóneo para la atención inmediata de situaciones puntuales que limitan de forma temporal la autonomía de las personas”.

En el marco de esta iniciativa, se han tramitado durante 2022 un total de 737 expedientes ante situaciones de extrema y urgente necesidad, con un coste total de 912.006,51 euros, “lo que supone una ejecución del 91% del presupuesto inicial”, ha añadido Sánchez.

Del mismo modo, el presidente del IPBS ha informado de que “el Programa de Empleo Social de Mujeres en Situación de Vulnerabilidad aumentará en 400.000 euros su partida inicial, alcanzando los 900.000 euros”. “Una cantidad que nos permitirá mejorar las condiciones de vida de mujeres en especial situación de dificultad social o vulnerabilidad”, ha apostillado.

Según Sánchez, “en el caso del Programa de Empleo Social se pasará de los 2,2 a los 2,5 millones de euros, al considerarse un instrumento importante para ayudar a la población con especiales dificultades de acceso al mercado laboral”.

Finalmente, el Programa de Intervención Familiar en Situaciones de Pobreza Energética verá aumentado su presupuesto en 200.000 euros, “garantizando con ello una respuesta ágil a necesidades básicas de personas y unidades de convivencia ante situaciones extraordinarias de dificultad social o desventajas socioeconómicas, evitando así su exclusión”.

A su vez, el presidente del IPBS ha afirmado que “con el citado remanente también se reforzará en 282.000 euros las ayudas a colectivos que forman parte del tercer sector, con el objetivo de colaborar en proyectos susceptibles de financiarse con subvenciones nominativas”. A modo de conclusión, Sánchez ha puesto en valor “el trabajo que hacen cada día dichos colectivos en pro de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, sobre todo de aquellas personas que más lo necesitan”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 8.8.22
Las elevadas temperaturas que se vienen registrando en la Campiña Sur cordobesa desde hace varias semanas han obligado a los viticultores del marco Montilla-Moriles a adelantar la vendimia en los viñedos tradicionales para garantizar el estado sanitario de la uva y, con ello, la calidad de los vinos y vinagres amparados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP).


Los más de 40 grados a la sombra que se alcanzan en muchas parcelas del marco vitivinícola cordobés durante buena parte de la jornada, unidos al aire caliente que recorre los liños, están "achicharrando" los racimos más expuestos, según han alertado a este periódico algunos agricultores, que han comenzado ya a apreciar "graves daños" en muchos pámpanos, que son los órganos de la planta que favorecen la generación de azúcar en el fruto.

Y es que, uno de los temores más extendidos desde el temprano comienzo de la vendimia de este año es el del “alechigamiento” de la uva, un término autóctono que alude a la deshidratación prematura del fruto como consecuencia de las condiciones de temperatura extrema que se están dejado notar en la comarca.

Los años de sequía que viene arrastrando la provincia de Córdoba desde hace varios años someten a las cepas a un "estrés hídrico" que resulta especialmente dañino en las parcelas de secano donde, por lo general, las plantas no cuentan con la orientación óptima para contrarrestar los efectos del sol y los aires dominantes de la Campiña cordobesa.

"En los viñedos de vaso se ha comenzado ya la vendimia ante la emergencia que representa esta nueva ola de calor", confirmó a Andalucía Digital el técnico Antonio García, responsable de la firma Servicios Agrícolas García. De hecho, la cooperativa La Unión ha tenido que abrir sus instalaciones en estos días porque "la uva Pedro Ximénez se está tostando en exceso y, para evitar que se pierda, se ha comenzado ya a vendimiar", según el especialista, que calificó de "excepcional" la situación que se está viviendo en el marco Montilla-Moriles como consecuencia de las sucesivas olas de calor.

En efecto, el exceso de temperatura y la falta de humedad terminan debilitando las cepas, una situación que afecta de manera considerable a la maduración del fruto y a la graduación alcohólica que debe alcanzar la uva antes de ser recolectada.

Como contrapartida, el excesivo calor contribuirá a acelerar el trabajo en las paseras, donde los racimos de uva se extienden al sol con el objetivo de procurar su deshidratación y favorecer la concentración de sus azúcares para dar luego paso a la elaboración del vino dulce Pedro Ximénez, santo y seña de la DOP Montilla-Moriles.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 7.8.22
El laboratorio de ideas Iniciativa Córdoba 2030 ha incorporado en las últimas semanas a una veintena de personas que se unen a las trece fundadoras que se comprometieron a finales de 2018 a constituir un espacio plural y propositivo enfocado a fomentar el desarrollo de la provincia "a través de propuestas concretas y realizables que sirvan de motor social de progreso".


El colectivo, que se transformó en asociación en julio del pasado año tras un primer período que actuó como entidad sin personalidad jurídica, redobla así su capacidad de "interesarse activamente por el devenir de Córdoba" y, de este modo, "compartir sus reflexiones enfocadas hacia el bienestar de la población".

A los fundadores se unen el historiador del arte José María Palencia; los periodistas José Luis Blasco, Juan Pablo Bellido y José María Gala; los arqueólogos Alejandro Ibáñez y Lola Baena; el exvicepresidente de la Diputación, Francisco García Delgado; el exdirector de Endesa, Alfredo Rodríguez; el arquitecto Marco Alexander Peel; la sindicalista Carmen Dugo o el exalcalde de Córdoba, Herminio Trigo.

También se han incorporado los catedráticos María Elena Gómez Parra y Juan Miguel Moreno Calderón; los empresarios Alfonso Alberca y Manuel Palma; el ingeniero agrónomo Carlos Moya; el médico Gabriel Pérez Cobo; el exvicepresidente de la Junta de Andalucía, José Miguel Salinas; el exsindicalista Juan José Giner; el exejecutivo del sector sanitario Miguel Ángel Fernández y el presidente de Prode, Blas García.

Las nuevas incorporaciones se unen a los trece fundadores de Iniciativa Córdoba 2030: los empresarios Lourdes Martínez y Jesús Pérez de la Fuente; el periodista Álvaro Vega; el exdelegado provincial de Turismo, Valentín Priego; los juristas José Rafael Rich, Federico Roca y Mercedes Mayo; los historiadores Manuel García Parody y Gonzalo Herreros; el magistrado Juan Luis Rascón; el escritor, músico y profesor Federico Abad; el director de Proyecto Hombre, Jesús Tamayo y el sindicalista Vicente Palomares.

Palomares, que es quien inició el proyecto de aglutinar al grupo fundador hace ya casi cuatro años, preside la junta de gobierno de Iniciativa Córdoba 2030, en funciones de comisión gestora, que dará paso, "de aquí a finales de año", a la dirección definitiva de la entidad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 6.8.22
La provincia de Córdoba ha producido 299.475 toneladas de aceite en la última campaña olivarera, según ha informado el delegado de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Juan Ramón Pérez. Además, se contabilizan unas salidas desde almazara, equivalente a ventas, de 256.750 toneladas en los diez meses de campaña de los que hay datos, y unas existencias que rondan las 100.000 toneladas.


Por comarcas, destaca la Subbética con 99.019 toneladas de aceite producidas en sus almazaras, lo que representa un 33,2 por ciento del total. Después se sitúa Guadajoz-Campiña Este, con 71.763 toneladas y un 24 por ciento, seguida del Valle del Guadalquivir con 67.614 toneladas y un 22,7 por ciento.

Por su parte, la comarca de la Campiña Sur ha producido 50.061 toneladas (16,8%), mientras que la producción de aceite en el norte de la provincia, en Los Pedroches y en el Valle del Guadiato, representa el 3,4 por ciento del total, aunque concentra una superficie significativa de olivar ecológico.

A nivel municipal, las almazaras de Baena se sitúan en primer lugar, con 28.555 toneladas, seguidas por las de Lucena, con 20.298 toneladas. Le siguen Priego de Córdoba, con 19.731; Montoro, 15.683; Cabra, 14.779; Carcabuey, 13.948; Montilla, 13.776 toneladas y Castro del Río, 12.903.

La provincia ha producido aceite en almazaras de 57 de los 77 municipios existentes, es decir en un 74 por ciento. Las cooperativas de la provincia han producido el 55 por ciento del aceite total, siendo el resto contabilizado por las almazaras denominadas industriales.

Referente a la producción de aceite de oliva ecológico, durante la campaña 2021/2022, han sido almazaras de 29 municipios de la provincia las que han producido aceite eco, con 14,52 millones de kilos obtenidos.

Los municipios que han producido más de un millón de kilos han sido Baena con 3,12; Montilla, con 2,11; Castro del Río, 1,59 millones; Luque, 1,57; Montoro, 1,48 y Pozoblanco, 1,14 millones. El aceite ecológico producido en la provincia es prácticamente la mitad del total andaluz, que ha ascendido a 29,1 millones de kilos en esta campaña, por lo que Córdoba sigue siendo líder regional.

Olivar en Córdoba

La provincia cuenta 373.200 hectáreas de olivar según datos del Sistema Geográfico Nacional de Parcelas Agrícolas (SIGPAC), con una evolución creciente en los últimos años. Córdoba ha producido esta campaña aproximadamente el 9 por ciento del aceite de oliva del mundo, y un 20 por ciento del aceite producido en España.

Existen cuatro denominaciones de Origen: Baena, Priego de Córdoba, Montoro-Adamuz y Lucena. El valor de la producción final del olivar a precios de agricultor supuso el pasado año el 58 por ciento del total de la facturación agraria.

En 2021 se exportaron 205.899 toneladas de aceite de oliva desde Córdoba, con un valor de 643 millones de euros, equivalente al 59 por ciento de las exportaciones agroalimentarias de la provincia. El promedio del periodo 2017-2021 es de 586 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: COOPERATIVA LA UNIÓN (CEDIDA)
  • 5.8.22
La Federación de Industria de Comisiones Obreras (CCOO) de Córdoba ha dado a conocer su Guía Informativa Laboral para la Campaña de la vendimia francesa, una edición que tiene por objetivo informar, asesorar y resolver los problemas de las personas trabajadoras que participan en la campaña de la uva del país vecino. Además de esta guía, que se puede descargar en este enlace, se ofrece también atención telefónica y presencial en las sedes del sindicato en la provincia.


Además de información básica, la nueva Guía Informativa Laboral ofrece a la persona usuaria una búsqueda tutelada de ofertas de trabajo en la Red Europea EURES, en la oficina de empleo francesa y en asociaciones patronales y de empleadores de viticultura.

Desde CCOO recuerdan que "en 2022, el Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento (SMIC) no puede ser inferior a 10,85 euros por hora", toda vez que aclaran que "este salario se incrementará según el convenio de aplicación en el departamento francés donde se recoja la uva".

"Lo habitual es trabajar ocho horas al día, a las que se pueden sumar dos horas extra, mientras que la jornada semanal legal es de 35 horas", sostienen desde el sindicato, para añadir que la remuneración por la realización de horas extra mejora el coste de la hora ordinaria en un 25 por ciento si la jornada se sitúa entre las 36 y las 43 horas semanales, aumentando hasta el 50 por ciento si se superan las 44 horas.

Un ingreso adicional importante para los vendimiadores son, a juicio de CCOO, los subsidios familiares por hijo o hija a cargo, siempre que sea menor de 20 años y que no ejerza actividad alguna o, en su caso, con una remuneración inferior al 55 por ciento del Salario Mínimo. "Oscila entre los 33,62 euros con dos hijos, hasta los 478,99 con cuatro y dependiendo de los ingresos", puntualizan.

CCOO recomienda prestar atención a los fraudes. "El acceso a las ofertas laborales es gratuito, el contrato es una obligación y pagar por acceder a una oferta no la asegura", señalan desde el sindicato, que recomienda a las personas interesadas que "si no tienen contrato de trabajo o empleo verificado, no vayan a la vendimia, ya que una en vez en Francia es muy difícil encontrar empleo y obtener ayudas".

“Este año calculamos que unas 500 personas acudirán desde la provincia de Córdoba a la vendimia del país vecino, la mayoría procedentes de las localidades de Doña Mencía, Baena, Nueva Carteya y algunas localidades del norte de la provincia”, comentó el secretario general del Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba, Agustín Jiménez.

Generalmente, los trabajadores españoles se dirigen a los departamentos franceses de Pirineos Orientales, Aude, Hèrault, Tarn, Garona, Lot, Gers, Gironda, Landas, Charante, Charante-Marítimo, Ardéche, Gard, Vaucluse, Var y Drome.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 4.8.22
Cerca de 26.000 personas en la provincia de Córdoba se benefician ya del bono social eléctrico, una medida que el Gobierno de España prorrogará hasta final de año con el objetivo de "proteger a los consumidores de la escalada de los precios energéticos por la guerra en Ucrania".


La medida se combina con otras como la rebaja del IVA de la electricidad al 5 por ciento, la prórroga del impuesto especial de la electricidad al tipo mínimo autorizado por la normativa europea del 0,5 por ciento o el incremento del apoyo a las industrias con gran consumo de gas.

"A todas ellas se suma una medida de protección adicional como es la congelación del precio máximo de venta de la bombona de butano, fijado en 19,55 euros", resaltaron ayer desde la Subdelegación del Gobierno de España en Córdoba.

En la actualidad, se mantienen vigentes los descuentos extraordinarios del bono social eléctrico para los consumidores "vulnerables" o "vulnerables severos", situados entre el 60 y el 70 por ciento de la tarifa regulada (PVPC) durante todo el año 2022.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 4.8.22
La Guardia Civil ha detenido en Montilla a un vecino de la localidad, de 51 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, tras sustraer del interior de una vivienda ubicada en el Cerro Macho una tubería de cobre de veinte metros.


El operativo, desarrollado en colaboración con el Equipo ROCA de la Guardia Civil que opera en la zona, se activó el pasado 7 de julio, a raíz de una denuncia recibida en el Puesto Principal de Montilla, en la que se alertaba de la comisión de un robo con fuerza en una vivienda ubicada en la zona del Cerro Macho, en plena Sierra de Montilla, de donde habían sustraído veinte metros de tubería de cobre.

Inmediatamente, la Guardia Civil se trasladó al lugar indicado y, tras comprobar lo denunciado, se iniciaron gestiones para el total esclarecimiento del robo, así como para la identificación, localización y detención del presunto autor del mismo.

Los datos obtenidos en la inspección ocular practicada en el lugar de los hechos, así como las gestiones practicadas en los lugares donde presuntamente pudiera haberse vendido el cobre sustraído, permitieron localizar la tubería e identificar al presunto autor del robo, que resultó ser un vecino de Montilla, de 51 años de edad, conocido por sus antecedentes policiales.

Además de recuperar la tubería de cobre sustraída, que ya ha sido entregada a su legítimo propietario, la Guardia Civil procedió a la detención del sospechoso como presunto autor de un delito de robo y ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 4.8.22
La Junta de Andalucía trasladará mañana hasta las instalaciones con las que la cooperativa agrícola La Unión cuenta en la calle Río de la Hoz, en las inmediaciones de la estación de ferrocarril de Montilla, una unidad móvil para facilitar la inspección técnica de vehículos (ITV) a los propietarios de tractores. Los usuarios podrán pasar la ITV en horario de 8.15 de la mañana a 12.45 de la tarde.


La unidad móvil de la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa) está dirigida a vehículos agrícolas por tener limitada su circulación por determinados tipos de carretera, y en ellas tanto calidad como precio de la inspección son idénticos a las estaciones fijas.

De este modo, la unidad móvil de ITV que se instalará el próximo 30 de junio en las instalaciones de la cooperativa de La Unión se encuentra totalmente equipada y altamente cualificada para garantizar la seguridad vial y el respeto al medio ambiente por parte de estos vehículos, pueden realizar inspecciones periódicas; inspecciones para la expedición de duplicado de la tarjeta ITV; inspecciones a requerimiento de las autoridades encargadas de la vigilancia del tráfico e inspecciones voluntarias solicitadas por los titulares de los vehículos.

Los propietarios de vehículos agrícolas deberán solicitar una cita previa a través de www.itvcita.com –donde también se puede solicitar duplicados, así como la solicitud de inspección para la legalización de reformas en el caso de vehículos agrícolas– o del teléfono de cita previa 902 70 27 27. Asimismo, deberá acudir a la ITV con el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica.

La Junta cuenta con 14 unidades móviles –cinco para la inspección y control de vehículos agrícolas y nueve para ciclomotores–, totalmente equipadas y altamente cualificadas, que se mueven por toda la geografía andaluza para garantizar la seguridad vial y el respeto al medio ambiente.

En la provincia de Córdoba las unidades móviles de ciclomotores visitan 24 localidades cada dos meses, mientras que las móviles agrícolas realizan un total de 66 visitas anuales entre las que se incluyen municipios, pedanías, y aldeas.

Con las unidades móviles, la Junta de Andalucía pretende favorecer que los usuarios no tengan que desplazarse más de 15 kilómetros para pasar la ITV de su vehículo, lo que además de acercar el servicio al ciudadano, resulta muy positivo para el medio ambiente, ya que dejan de emitirse toneladas de CO2 a la atmósfera en desplazamientos.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 3.8.22
La Guardia Civil ha detenido en Montilla a una pareja por la presunta comisión de cinco delitos de hurto, dos delitos de estafa y un delito de receptación de joyas cometidos en viviendas particulares de Montilla y de Aguilar de la Frontera, a donde accedían para prestar sus servicios como auxiliares de Ayuda a Domicilio.


Las investigaciones se iniciaron tras tenerse conocimiento, a través de una denuncia presentada en el Puesto Principal de Montilla, de que se había producido un hurto de joyas en un domicilio de la localidad, cuya moradora era una persona de avanzada edad.

Las primeras investigaciones se centraron en determinar qué personas habían podido tener acceso al lugar donde se encontraban las joyas, así como averiguar si el presunto autor de los hechos se había podido deshacer ya del botín.

El avance de las investigaciones permitió localizar las joyas sustraídas en un local de compraventa de la provincia, de modo que la Guardia Civil pudo recuperarlas y averiguar, además, que habían sido vendidas por una asistente de Ayuda a Domicilio que cuidaba eventualmente de la denunciante.

Ante la sospecha de que esta persona pudiera haber llevado a cabo más hurtos a personas que estaban bajo sus cuidados, la Guardia Civil continuó las gestiones y averiguó que esta persona había cometido presuntamente otros cuatro hurtos de joyas en domicilios de personas a las que cuidaba y que residían en Montilla y Aguilar de la Frontera, siendo localizadas un total de 28 piezas de joyería.

Ante ello, se procedió a la detención de esta persona como presunta autora de cinco delitos de hurto de joyas. A su vez, en la fase final de las investigaciones, se descubrió que, ocasionalmente, la pareja sentimental de la detenida había llegado a vender parte de las joyas sustraídas, por lo que también se procedió a su detención como autora de un delito de receptación y estafa.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 3.8.22
El Grupo Popular de la Diputación de Córdoba ha reclamado información sobre las actuaciones de conservación y mantenimiento de la red viaria de titularidad provincial, después de que la Fiscalía haya solicitado al Juzgado de Primera Instancia de Aguilar de la Frontera la apertura de diligencias por un posible delito contra el medio ambiente.


La portavoz del Partido Popular (PP) en la Diputación, María Luisa Ceballos, ha manifestado su "preocupación" por el uso de "ciertos productos fitosanitarios en la limpieza y desbroce de las cunetas de vías de titularidad provincial por parte de una empresa concesionaria de la Diputación" que, según la dirigente popular, "están ocasionando un perjuicio contra el medio ambiente".

“Las carreteras provinciales de Diputación circundan espacios protegidos y, en muchos casos, las cunetas y las zonas que se desbrozan están muy cercanas a las viviendas, se encuentran en zonas protegidas desde el punto de vista medioambiental como ríos, arroyos, acuíferos o en el entorno de parques naturales”, comentó Ceballos, a la vez que insistió en que el control de estas labores "debe ser riguroso para no afectar negativamente ni a las personas ni al medio ambiente".

Ceballos recordó que este asunto ya fue objeto de una pregunta en el pleno que la Diputación celebró el pasado mes de junio tras varias denuncias hechas públicas por Ecologistas en Acción en las juntas rectoras de los parques naturales de la provincia.

Tal y como adelantó Andalucía Digital en abril de 2019, Ecologistas en Acción viene denunciando desde hace tres años el uso de herbicidas en las labores de limpieza de las cunetas de varias carreteras de titularidad provincial, como la que conecta las localidades de Aguilar de la Frontera y Montalbán, la CO-5211, una vía que discurre muy próxima al Río Cabra y al Arroyo Salado.

De este modo, la Fiscalía ha solicitado al Juzgado de Primera Instancia de Aguilar de la Frontera que abra diligencias tras apreciar indicios de un "posible delito contra el medio ambiente por el uso de productos fitosanitarios en estos trabajos".

Para la portavoz popular, la Diputación de Córdoba debe tener "especial cuidado" con estas acciones en las zonas limítrofes a arroyos y ríos de la provincia, "más aún teniendo en cuenta la situación de sequía en que nos encontramos", lo que, a juicio de Ceballos, "provoca que no sea recomendable la utilización de herbicidas para la limpieza de carreteras".

"En esta situación, el mantenimiento de las cunetas y carreteras se debe hacer con desbrozadoras de forma continuada, ya que cada vez es más complicado desde el punto de vista medioambiental la utilización de herbicidas y, en caso de hacerlo, deben ser herbicidas sin clasificación toxicológica, como fitosanitario de control de malas hierbas, si se usan en espacios transitados por personas y animales”, apuntó.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN (ARCHIVO)

  • 2.8.22
La Guardia Civil ha detenido en Baena a un vecino de la localidad, de 33 años de edad y conocido por sus amplios antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de lesiones cometido el pasado 7 de julio cuando, a través de un aviso recibido en el Puesto Principal de Baena, se alertó de una reyerta entre dos personas en las inmediaciones de la piscina municipal.


Como consecuencia de la pelea, una persona resultó herida de consideración en la cabeza, llegando a precisar asistencia quirúrgica tras haber quedado inconsciente en el suelo. Inmediatamente, la Guardia Civil se trasladó al lugar indicado y, tras comprobar lo sucedido, inició las gestiones pertinentes para la identificación, localización y detención del supuesto autor de la agresión.

Las primeras gestiones practicadas en las inmediaciones de la piscina municipal, unidas a los datos aportados en la denuncia, permitieron obtener indicios suficientes de la implicación en los hechos de un vecino de la localidad, de 33 años de edad, conocido por sus amplios antecedentes policiales.

Tras la completa identificación del presunto autor por parte de los agentes de la Guardia Civil, se procedió a su detención, que se llevó a efecto en fechas recientes, así como a su posterior traslado ante la autoridad judicial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 2.8.22
La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales (UPRL) del Área de Gestión Sanitaria Sur ha hecho balance de la accidentabilidad en la actividad profesional durante el primer semestre de este año 2022. Una estadística que arroja datos muy positivos respecto al mismo periodo de 2021, con una disminución del 32,73 por ciento.


En contraste con el año 2020, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba (AGSSC) ha contabilizado un 26 por ciento menos de incidencias en el contexto la actividad profesional sanitaria. En cuanto a los accidentes que provocaron baja de profesionales la disminución ha sido del 42,11 por ciento con respecto a los primeros seis meses de 2021.

Unos datos que responden a la paulatina implantación de nuevas medidas encaminadas a la prevención de accidentes, como son la puesta en marcha de mecanismos de retroalimentación con los responsables de cada unidad para la aplicación de medidas recomendadas en el informe de investigación de cada accidente, o la mejora de los niveles de información a personas trabajadoras mediante la edición de vídeos cortos sobre uso seguro de dispositivos corto-punzantes o autoprotección en caso de intentos de agresión física.

Asimismo, se ha trabajado en la mejora de la formación en materia de prevención de accidentes, la realización de análisis más completos sobre accidentabilidad con la ayuda de software específico, la incorporación inmediata de medidas preventivas tras evaluación de riesgos o la actualización continua de información en el portal web específico de Prevención de Riesgos Laborales con que cuenta el AGSSC.

Otros aspectos que influyen en la mejora de la estadística de accidentabilidad son la generación de mecanismos paralelos de alerta ante la reiteración de determinados tipos de accidentes o riesgos especialmente significativos, así como la integración de la UPRL en la Comisión de Seguimiento de Incapacidades Temporales del Área de forma efectiva, lo que permite una mayor coordinación a la hora de mejorar el nivel de efectividad en la aplicación de medidas preventivas.

Con el objetivo de consolidar esta tendencia positiva, la UPRL analiza actualmente la aplicación de nuevas líneas de trabajo, como la inclusión de objetivos de disminución de accidentabilidad en el Complemento de Rendimiento Profesional (CRP) desarrollando paralelamente medidas encaminadas a que esta opción no genere disminución de la comunicación de accidentes (captación de determinados registros de asistencia en urgencias y su comparación con los accidentes comunicados).

Además, se trabaja en la planificación de actividades sobre causas específicas para prevenir accidentes con riesgo biológico, la mejora de procesos de captación de datos sobre accidentabilidad que permitan eliminar determinados sesgos en su análisis o la coordinación con unidades similares de otras demarcaciones sanitarias para compartir experiencias y proyectos que ayuden a continuar con esta línea positiva en la disminución de accidentes profesionales en el Área Sur de Córdoba.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 1.8.22
Mantener la producción de uva tinta pese al paulatino arranque de vides en la comarca. Esa es la previsión que mantienen los principales baluartes en la provincia del indicativo Vinos de la Tierra de Córdoba, un sello de calidad que entró en vigor el 26 de abril de 2004 y que, desde entonces, ampara la elaboración de tintos en la provincia.


La recolección de variedades tintas suele arrancar cada año con la variedad merlot, la primera en madurar. Tras ella, se recolectan las uvas del tipo syrah, tempranillo y cabernet sauvignon. En el caso de la cooperativa agrícola La Unión, que desarrolla la mayor vendimia de toda Andalucía, la vendimia comenzó el pasado miércoles con la recolección de las variedades merlot y syrah.

La entidad, que junto a la cooperativa Nuestra Señora de la Aurora fue una de las impulsoras de la diversificación de variedades a mediados de la pasada década de los noventa, espera molturar este año unos 800.000 kilos de uva negra, si bien el aforo final dependerá de las condiciones climatológicas que se registren en la zona, tal y como reconoció Joaquín Torres Luque, uno de los encargados de la cooperativa.

En similares términos se manifestó Juan Antonio Aguilar, gerente de Bodegas San Acacio de Montemayor, que este año prevé una "cosecha corta", similar a la del año pasado, de modo que el aforo final se situará en torno a los 60.000 kilos. "De todas formas, dependerá mucho de las temperaturas de los próximos días, porque esta cantidad puede seguir mermando", advirtió.

En Montemayor, las primeras plantaciones de esta clase de uva se realizaron en el año 2000, al amparo de las ayudas que la Unión Europea concedió para la reconversión y la reestructuración del viñedo de la zona Montilla-Moriles. Con todo, la primera cosecha de variedades tintas en la cooperativa San Acacio no llegaría hasta el mes de agosto de 2002.


"La superficie de uva tinta se mantiene en nuestra bodega desde hace tres años, gracias a que hemos logrado equilibrar la producción con nuestras ventas", precisó Juan Antonio Aguilar, quien subrayó que prácticamente el 100 por cien de vino tinto lo venden envasado, "con el consiguiente valor añadido que reporta a la cooperativa".

A juicio del responsable de San Acacio, "se están elaborando vinos tintos muy buenos en la zona, que están siendo reconocidos en concursos nacionales". Es el caso del Ulienses Roble, un vino multivarietal, elaborado con uvas Syrah, Tempranillo y Tintilla de Rota, que permanece doce meses en barrica de roble americano antes de ser embotellado.

"La diversificación de productos es siempre positiva", destacó el gerente de Bodegas San Acacio, quien no obstante reconoció que "el mayor problema que han tenido las viñas tintas durante la última década, y que ha llevado al arranque masivo de plantaciones, ha sido el lento decaimiento de las cepas de algunas variedades en nuestro clima, junto con unos precios de la uva que tampoco han acompañado".

Las plantaciones de variedades tintas en la zona vitivinícola de Montilla-Moriles comenzaron con la llegada del 2000, al amparo de las ayudas que la Unión Europea concedió para la reconversión y la reestructuración del viñedo de la zona Montilla-Moriles.

Sin embargo, de aquella apuesta que se hizo ya solo quedan algunas parcelas testimoniales, apenas unas 200 hectáreas, tal y como desveló recientemente Juan Manuel Centella, presidente de la Sectorial Vitivinícola de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba).


Las primeras uvas de color negro llegaron a la comarca en 1973, concretamente al cortijo de El Caño en La Rambla. Allí, el técnico agrícola Francisco Solano Bellido decidió estudiar la aclimatación en la comarca de una treintena de variedades, al objeto de poder diferenciar en su sistema de plantación factores como la calidad, la producción y la época de maduración del fruto.

Dos décadas más tarde, las cooperativas Nuestra Señora de la Aurora y La Unión comenzaron a trabajar con variedades de uva tinta en dos plantaciones experimentales situadas en el término municipal de Montilla. En la actualidad, ambas entidades molturan la mayor parte de la uva tinta de la comarca.

Otra de las firmas que elabora vino tinto en la zona es Bodegas Marenas, que cuenta con cepas de la variedad Pinot Negra en el paraje de Río Frío Alto, a unos 450 metros de altitud, en plena Sierra de Montilla, en un terreno más calizo que el de Cerro Encinas, donde la firma que regenta José Miguel Márquez cuenta con otro viñedo de unas seis hectáreas sobre unos terrenos arenosos y arcillosos con altos contenidos en carbonatos y caliza activa que proporcionan un fruto de alta calidad.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 31.7.22
El Teléfono 112 ha coordinado durante el primer semestre de este año en la provincia de Córdoba un total de 28.610 emergencias, casi un 12 por ciento más de las incidencias que se gestionaron durante el mismo periodo del año 2021 y que ascendieron a 25.578, según informa Emergencias 112 Andalucía, servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta.


Una tendencia al alza que se mantiene año tras año y que pone de manifiesto la consolidación del Teléfono Único de Emergencias como número de referencia para la ciudadanía en caso de situaciones de urgencia, así como el alto grado de conocimiento e implantación entre la población que demuestra la confianza que tienen en este servicio. De hecho, en la última encuesta de satisfacción realizada entre 3.000 personas, la ciudadanía otorgó un sobresaliente a la gestión global de este servicio.

Las principales causas de llamada de los cordobeses al 112 durante los primeros seis meses del año han sido las asistencias sanitarias, con 15.874 emergencias lo que supone 54,4 por ciento del total de los avisos gestionados. Le siguen las incidencias relacionadas con temas de Seguridad Ciudadana con 4.209 que supone el 14,7 por ciento del total.

A continuación están los avisos por incidencias de tráfico, con 1.943 (6,7 por ciento); las cuestiones relacionadas con animales, con 1.410 (4,9 por ciento); los accidentes de circulación, con 1.358 (4,7 por ciento); y los incendios, con 1.193 (4,1 por ciento). Los ciudadanos también marcaron el 112 para pedir ayuda por anomalías en los servicios básicos, rescates y salvamentos, entre otras asistencias.

Por provincias, Córdoba ocupa el sexto lugar en número de incidencias gestionadas en el primer semestre en Andalucía, que ascendieron en la región a 382.167. Sevilla y Málaga son, una vez más, las que han concentrado el mayor número de avisos, con un total de 104.193 y 79.583 avisos atendidos, respectivamente. A continuación se sitúan Granada (47.529) y Cádiz (46.779). Con un menor volumen de gestión se encuentran Almería (28.696), Huelva (23.544) y Jaén (23.233).

La actividad en el sistema de Emergencias 112 se incrementa tradicionalmente durante los periodos vacacionales, los periodos festivos y las operaciones especiales, cuando se incrementan el número de desplazamientos. Así, en el primer semestre del año el mes con más actividad en el servicio ha sido mayo, con un total de 5.366 avisos gestionados, seguido de junio, con 4.977, y enero, con 4.902. Por detrás están abril, con 4.905 y marzo, con 4.349. El mes más tranquilo del primer semestre del año ha sido febrero con un total de 4.111 incidencias atendidas.

Teléfono Único de Emergencias para toda Europa

Emergencias 112 Andalucía es un servicio público, gratuito y multilingüe, al que se puede recurrir ante cualquier tipo de emergencia. Con una sola llamada a este teléfono gratuito y fácil de recordar, vigente en todo el territorio europeo, el ciudadano puede acceder a las ayudas necesarias ante cualquier situación de urgencia y emergencia las 24 horas los 365 días del año.

Se trata de un servicio de atención multilingüe que ofrece atención a los usuarios en inglés, francés, alemán y árabe, además de en español. De esta forma, garantiza la cobertura de todas las situaciones de emergencia que se produzcan en Andalucía independientemente de la procedencia o idioma de la personas que solicite asistencia. atender las demandas de la ciudadanía en materia sanitaria, extinción de incendios y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - LA VICTORIA DIGITAL


UNICEF

DEPORTES - LA VICTORIA DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
La Victoria Digital te escucha Escríbenos