:::: MENU ::::
clínica parejo y cañero - único hospital de día del centro de andalucía

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

  • 13.1.22
La organización de consumidores FACUA-Andalucía ha denunciado que la Junta no haya protocolizado un mecanismo de aviso a todos los ciudadanos a los que se les ha anulado la cita de la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 tras un error informático en el sistema de solicitud. De igual forma, exige explicaciones al Gobierno andaluz sobre qué ha ocurrido y por qué no se está avisando a los afectados con anterioridad.


Según explica la organización, hace unos días la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía abrió un módulo de citación para suministrar la tercera dosis a personas que se encontrasen fuera de la estrategia de vacunación de refuerzo, es decir, los mayores de 58 años y el personal sanitario. "No obstante, y para sorpresa de muchos de los usuarios que están acudiendo a vacunarse, éstas se han anulado sin previo aviso", sostienen desde FACUA Andalucía.

Así, según señalan desde la organización de consumidores, según ha informado el Servicio Andaluz de Salud en su web, se trata de un "error informático" en el sistema de solicitud lo que ha permitido sacar cita para la tercera dosis a personas a las que no les correspondía aún. "Sin embargo, sigue sin establecer un sistema de alerta a día de hoy", indican.

Por ello, FACUA Andalucía lamenta que no se esté llevando a cabo ningún tipo de gestión para informar con la suficiente antelación a los afectados del error y así evitar que acudan a los puntos de vacunación -ausentándose, muchos de ellos, de sus puestos de trabajo o lugares de estudios-, sólo siendo informados de la anulación una vez allí. Asimismo, la federación considera que es una muestra más de la "descoordinación y desorganización" de la Consejería de Salud y Familias en la estrategia de actuación ante la pandemia por la covid-19.

El SAS sigue sin establecer un sistema de alerta

FACUA Andalucía critica que el SAS se ha limitado a lanzar un comunicado en su web, sin avisar de manera individual a cada usuario citado, lo que se demuestra como una estrategia ineficaz, ya que los usuarios siguen asistiendo. La federación cree que este error debería notificarse de manera personal a través de la aplicación, de llamadas telefónicas o mensajes de texto.

De igual forma, la federación critica que el SAS apele "a la responsabilidad individual para respetar la priorización de las terceras dosis a los colectivos establecidos", ya que los usuarios no han sido irresponsables al pedir la cita, sino que ha sido el propio organismo el que ha dado a entender que les correspondía al estar disponible la solicitud.

Además, en otras comunidades autónomas ya está disponible la tercera dosis para menores de 58 años, por lo que es lógico que muchos usuarios hayan solicitado la cita al comprobar que se estaba poniendo en marcha el plazo para ellos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 12.1.22
La Federación de Educación de CCOO Andalucía ha denunciado la "escasez" de personal docente y laboral en la vuelta a las aulas tras el período navideño y en plena sexta ola de la pandemia de coronavirus. El sindicato recuerda que la contratación que ya se vio recortada de forma drástica en el mes de septiembre, coincidiendo con el inicio de curso, una circunstancia que ha hecho imposible la bajada de la ratio en todos los niveles y etapas educativas.


En este sentido, la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Marina Vega, ha manifestado que esta situación ha provocado una "devaluación de los servicios" que ha obligado a la reincorporación presencial a las aulas "sin garantías de seguridad frente a la sexta ola y la nueva variante omicrom".

"Las aulas no cuentan con medidores de CO2; no se está guardando la distancia de seguridad de 1,5 m necesaria para evitar contagios; y deberían proporcionarse mascarillas FFP2, en especial al profesorado y personal laboral vulnegable al Covid-19. Además de dar permiso para los casos de contactos con positivos o confinamiento por sospecha de haber contraído el virus", ha apuntado Vega.

En cuanto al personal laboral, ha expresado Vega, "este nuevo trimestre empieza peor aún, si cabe". "La escasez de personal es preocupante y los pocos efectivos que están trabajando no dan a basto en un marco donde los contagios crecen de forma exponencial y cuando la vacunación del alumnado de 6 a 12 años está lejos de finalizar", ha asegurado.

Por ello, CCOO señala que la falta de cobertura de vacantes y plazas sin dotación en categorías "esenciales" para hacer frente a la pandemia como son personal de limpieza, monitores escolares, técnicos de integración y de infantil, supone "un riesgo para el control por parte de los centros educativos de la pandemia, además de una sobrecarga de trabajo para el resto de personal".

Por otro lado, en cuanto a la enseñanza concertada, CCOO indica que la Junta sigue con el mantenimiento "injusto de la desequiparación de condiciones laborales y salariales". Asimismo, sobre las escuelas infantiles adheridas al programa de ayuda a las familias, indican que viven con la incertidumbre ante la posible repercusión tras la aceptación de los 37 millones de euros iniciales de los fondos europeos destinados a la creación de unidades públicas de Educación Infantil 0-3 años con la incidencia negativa que pueda tener en la situación laboral de miles de mujeres andaluzas.

"A todo ello, debemos sumar también la lentitud en las sustituciones del personal, que en muchas ocasiones suponen más de un mes sin cubrir, las jornadas parciales de las monitoras y monitores escolares, la falta de creación de empleo público para la atención del alumnado más vulnerable con necesidades educativas especiales, o alumnado de infantil", lamentan. 

Por todo ello, concluye la delegada sindical, "exigimos que se contrate a más personal con ese superhábit de 141 millones que andan pregonando desde el Gobierno Andaluz. no es una cuestión de ahorro sino de trabajo digno y educación de calidad."

Asimismo, CCOO recuerda que Andalucía ha sufrido un incremento de las ratios que nos siguen manteniendo en el "vergonzoso penúltimo lugar de la enseñanza pública española sólo por detrás de Madrid, la peor de todas las Comunidades en la enseñanza concertada y está muy por debajo de la media española en la Universitaria". 

"Exigimos al Gobierno de la Junta de Andalucía que priorice el Sistema Educativo Público, que garantice una Educación de calidad y cubra todas las vacantes de personal así como la creación de empleo público que es el motor de los Centros Educativos, ahora más que nunca necesario para una vuelta al cole segura y con garantías", ha demandado Vega.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 12.1.22
Dice mi compañera sentimental que, sí o sí, lo importante en una relación es ser bien empotrada. No sé si tan contundente sentencia resulte inapelable o, cuando menos, relativizándola, deba ser matizada. El caso es para qué llevar la contraria. En materia de relaciones afectivo-sexuales, como en el arte, todo es cuestión de gustos y, hoy día, los territorios del amor son terrenos pantanosos en la era del amor líquido.


Algo bien distinto, que nos suliveya, es que no existe aspiración suprema en la prensa patria que el ser empotrada. Llama la atención tal gusto de los autoproclamados liberales. Más aún cuando la hipótesis de la eficiencia del mercado y su justificación por la supuesta transparencia del espacio concurrencial es exactamente lo contrario a lo que se presume en la pomposamente autodenominada "prensa independiente", pues la accesibilidad de la información por el público nunca tiene lugar, no solo en cuanto a la variabilidad de los mercados y la lógica de precios, sino especialmente sobre la propia cooptación de los medios encargados de informar de los procesos de consumo y las alteraciones o fluctuaciones de la economía, entre otras lógicas vicarias que dominan la estructura mediática realmente existente que ahorro describir al lector.

Vamos, que el engaño es la norma y no lo contrario. Lean –si no les convence lo aquí escrito– a John Perkins en Confesiones de un gánster económico. La cara oculta del imperialismo americano (2009) y seguro que suscriben lo que venimos afirmando, especialmente cuando se constata, en tiempos tan inciertos y paradójicos como los actuales en los que toda certeza resulta extraordinaria cuando no mero optimismo subinformado que, desde la era del capitalismo monopolista, la libertad de expresión no es sino mera bagatela de justificación destinada a manufacturar la opinión pública aclamativa.

Cosas de la división del trabajo y de la cartelización financiera del capitalismo. No siempre fue así. No siempre la desconfianza y la lógica del fetichismo de la mercancía, en forma de publicidad, extendieron el reino del valor bajo el imperio de los robber barons a lo Vanderbilt.

Hubo un tiempo en el que al comprar piso lo importante era, además del número de habitaciones, la cantidad de armarios empotrados, promesa de crecimiento de la familia y posibilidad de acumulación, de cierta prosperidad, por así decir.

Hoy, que todo el mundo sale del armario –menos los propietarios y editores de los medios dependientes del capital financiero– y que las casas se edifican sin armarios empotrados, los medios nacionales ocultan su doble vida o principio de determinación: la de los intereses de la oligarquía económica además de la nueva subordinación de las grandes transnacionales del capitalismo de plataformas como Google.

Doble empotramiento que quieren hacernos ver como algo natural, pero nada tan cultural como el sexo, salvo que, como los medios de la COPE, piensen que Dios obra milagros y que la Inmaculada Virgen María, como la supuesta independencia de los medios, es verdad y resulta creíble.

La investigación periodística de El Salto demuestra, sin embargo, exactamente lo contario y explica el porqué de coberturas informativas tan degradantes como la manipulación persistente de los hijos de San Luis y la Santa Alianza durante la crisis de 2008 o la impúdica asunción de la posición de menestrales de las principales figuras del oficio, que es tanto como decir que los Matías Prats y compañía no son otra cosa que anunciantes de seguros que nos imponen la precariedad de más de lo mismo, sea a la hora de justificar la guerra al servicio de la Casa Blanca y la OTAN, ocultar la persecución de quien ose decir la verdad de los crímenes de lesa humanidad (Assange) o como simple voceros del IBEX35 en la aplicación de las medidas de desahucio.

Ellos, que siempre viven por encima de nuestras posibilidades de confianza en una profesión canalla que renuncia a su función social para favorecer los intereses creados de los medios que nos engañan, de los medios infieles, siempre en busca de ser dominados.

Empotrar o ser empotrados, esta es la cuestión, mientras la profesión mira a otra parte y las facultades de Comunicación ni se inmutan o se ponen de perfil. Normal, la forma intelectual de origen plebeyo brilla por su ausencia en un país poblado de mandarines, dada su estructura semifeudal.

La radiografía de Gregorio Morán, con toda su crudeza, es imperante en la academia española y faltan, parafraseando al gran Rafael Chirbes, raznochiñets, intelectuales que vengan de abajo. Ya explicó Raymond Williams lo que ello significa. Les ahorro los detalles. Debo volver a la cuestión vital: empotrar o ser empotrado.

FRANCISCO SIERRA CABALLERO
  • 12.1.22
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 2.214 nuevos positivos en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. Así, el total de afectados en la provincia –y confirmados mediante alguna Prueba Diagnóstica de Infección Activa– asciende a 109.865 desde el inicio de la pandemia, de los que 1.138 han fallecido. A su vez, 79.498 personas habrían superado ya la infección (1.290 más). De esta forma, la incidencia se sitúa en 2.179 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

De este modo, Baena contabiliza 176 nuevos positivos por covid-19 en la última semana (31 más que ayer), cifra que asciende a 305 en el periodo de las dos últimas semanas. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 2.443 vecinos afectados (63 más) y 40 fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 1.984 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias reportan 145 pruebas positivas en las dos últimas semanas, 54 de ellas registradas en los pasados siete días (cuatro más que ayer). De este modo, la localidad ha alcanzado, desde el inicio de la crisis, las 890 personas afectadas (quince más), con 682 curados y trece fallecidos.

En Montalbán de Córdoba se han registrado 17 pruebas positivas en la última semana y 43 en los últimos 14 días. Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa en 507 el número de afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (cinco más desde ayer) y mantiene en 432 las personas recuperadas. Asimismo, la localidad registra cinco fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, Montemayor registra 78 pruebas positivas en las últimas dos semanas (nueve menos que ayer), 21 de ellas contabilizadas en los últimos siete días. En total, el municipio ha alcanzado los 557 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (dos más que ayer), con 394 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican 117 pruebas positivas en la última semana y 326 en el plazo de catorce días (veinte menos que ayer). En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde marzo de 2020 con un total de 2.913 vecinos afectados por el covid-19 (20 más), con 2.250 personas curadas y treinta fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran en La Rambla 34 positivos por coronavirus en los pasados siete días (tres más que ayer) y 116 si se amplía el plazo a dos semanas. Así, la localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 898 vecinos infectados por covid-19 (14 más), de los que 666 ya habrían superado la enfermedad. Asimismo, se han registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

En Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica ha registrado en los últimos siete días hasta 20 positivos por covid-19 y 56 en las últimas dos semanas. De esta forma, Santaella contabiliza 552 vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2 (ocho más), mientras que 447 vecinos han superado ya la enfermedad. A su vez, el municipio sigue contabilizando dos personas fallecidas por coronavirus.

Por último, en lo que respecta a La Victoria se contabilizan 23 positivos por coronavirus en las últimas dos semanas, cuatro de ellos registrado en los últimos siete días. La localidad ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 169 vecinos infectados por covid-19 (dos más), de los que 130 ya han superado la enfermedad. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus desde que se activó la alerta sanitaria.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 11.1.22
La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha aprobado, como se publicó esta semana en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, el nuevo Plan General de Inspección de los Servicios Sociales para los años 2022 y 2023, que contempla actuaciones presenciales y no presenciales en todos los sectores de servicios sociales, con especial incidencia en centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad.


El servicio de Inspección de Servicios Sociales de la Consejería es el órgano competente para desarrollar la función inspectora en materia de servicios sociales y el Plan General es el instrumento de planificación de la actividad de inspección de carácter ordinario, no solo como un medio de vigilancia, control y comprobación del cumplimiento de la normativa vigente, sino también de orientación y diseño de actuaciones para la mejora en la atención asistencial que deben recibir las personas usuarias del sistema.

Debido a la diversidad de centros, servicios y prestaciones existentes en el Sistema de Servicios Sociales, se hace necesario establecer prioridades para la labor inspectora, por lo que se han establecido cuatro líneas de actuación en el Plan para los años 2022 y 2023.

La primera de ellas hace referencia a las actuaciones para contribuir al buen funcionamiento del Sistema de Servicios Sociales, entre las que destacan las visitas de inspección a los centros para comprobar la atención asistencial prestada y el grado de cumplimiento de requisitos materiales y funcionales; y los estudios de ratio de personal.

La segunda línea de actuaciones contempla medidas para garantizar los derechos de las personas usuarias de las entidades, servicios y centros de servicios sociales, así como su bienestar físico y emocional, desarrollo personal, relaciones interpersonales y autodeterminación, comprobación de la existencia de indicadores en la prestación asistencial, uso correcto de las medidas de contención o impulso de la implantación de medidas destinadas a la prevención de la dependencia, entre otras.

La tercera línea principal de actuación se ocupará de promover la mejora continua del nivel de calidad en la prestación de los servicios sociales en Andalucía, para lo que resulta clave impulsar la implantación de protocolos y registros, o conocer las opiniones, sugerencias y necesidades tanto de personas usuarias y familiares como del personal de los centros.

Finalmente, la cuarta línea del Plan General de Inspección contempla actualizaciones para la mejora continua de la Inspección de Servicios Sociales basadas en la formación, coordinación, el establecimiento de alianzas y la cooperación.

Al finalizar cada uno de los dos años de vigencia del Plan, se realizará una memoria donde se evalúe y valore cuantitativa y cualitativamente el grado de cumplimiento de las líneas de actuación, los objetivos previstos y las actuaciones inspectoras realizadas.

El Plan de Inspección de los Servicios Sociales contempla en su ámbito de actuación los centros para personas mayores, personas con discapacidad, de enfermedad mental, centros de servicios sociales comunitarios, centros para personas en situación o riesgo de exclusión social, centros de infancia y adolescencia y para víctimas de violencia de género. 

Asimismo, contempla actuaciones inspectoras en prestaciones económicas y en contratos de servicio, como el contrato de inserción laboral y social para jóvenes inmigrantes que hayan estado bajo medidas del sistema de protección de menores de la Junta de Andalucía o el contrato de los servicios de evaluación, diagnóstico y tratamiento a menores víctimas de violencia sexual en Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 11.1.22
Son muchos los debates generados tras las acertadas declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre el excesivo peso de la carne en la dieta, su calidad y las consecuencias que tienen para nuestra salud y la del planeta.


No entro a comentar sus argumentos, porque todos sabemos, sin necesidad de ningunos estudios científicos, que ha dicho verdades como puños. Y ese ha sido el problema. Los golpes directos, contundentes, han hecho mucho daño a una de las grandes industrias de nuestro país y, sobre todo, han puesto en duda el modelo económico por el que nos regimos, en el que prima, por encima de la salud individual y la salud global del planeta, el consumismo.

La crisis sanitaria ha sido el claro ejemplo de ello. Solo se veló por nuestra salud durante los primeros tres meses de incertidumbre, de miedo generalizado, de desconcierto total. Una vez analizadas las consecuencias económicas, hechos los cálculos de las posibles bajas y con la excusa de que la vacuna minimiza los riesgos, se nos empuja a que sigamos en la misma senda de autodestrucción en la que llevamos inmersos desde que se instauró el capitalismo.

Consume hasta morir, aunque destroces tu cuerpo, aunque la pérdida de biodiversidad y de los ecosistemas sea dramática, aunque las desigualdades sociales crezcan. Consume para que el dinero no se pare, para que el capital se siga multiplicando, para que podamos seguir enriqueciendo a unos pocos a costa de lo que sea.

Hazlo: serás más feliz, vivirás mejor y todos te respetarán. No mires a tu alrededor, acumula, no pienses, entierra tu conciencia, confía en nosotros, no pierdas el paso. Porque otro lo hará y te robará la felicidad, la posición, el ego. No seas: posee, consume.

A Garzón se le achaca que ahora que puede legislar no debería hablar como si estuviese en la oposición, como un activista. Que debe dedicar su tiempo a solucionar problemas y a hablar menos. Ojalá todos los políticos lo hiciesen; ojalá solo los viésemos hablando de lo logrado y no de promesas; ojalá pudiésemos confiar en sus palabras, en su ejemplo, en sus ideas. Pero, por desgracia, no es así.

Por mucha tergiversación y manipulación a las que haga referencia, Garzón sabe de lo que habla, porque por muchas lacras que tenga nuestro sistema educativo, es licenciado en Economía y tiene un Máster en Economía y Desarrollo Internacional.

También sabía que sus palabras serían comentadas por todos; incluso que sus compañeros de Gobierno lo dejarían con el culo al aire y que muchos afilarían los cuchillos con los que pedir su cabeza. Pero, sin embargo, ha dicho lo que siente, lo que piensa y lo que cree que es mejor para todos.

Porque también sabe que la única posibilidad de solucionar todos los problemas de nuestra sociedad, los individuales y los colectivos, pasan por repensar la economía, por cambiar de modelo económico, por inculcarnos un consumo responsable y sostenible. Y para conseguir eso hay que empezar a hablar de ello, hacer pensar al gran público y a sus compañeros de viaje.

Por desgracia, también sabe que tanto su figura, como el Ministerio de Consumo, no son valorados y que son fruto, una concesión, un premio, de los pactos que hizo, primero con Pablo Iglesias por unirse a Podemos y, luego, con el presidente Sánchez, para mantenerse en el Gobierno. Sabe de su debilidad, de la poca capacidad de acción que tiene para cambiar desde la base el modelo, y de que el bien común está por debajo del interés económico.

Ese Ministerio, para muchos de chichinabo, debería ser uno de los fundamentales, ya que nos puede proteger de los continuos robos de los bancos, de los abusos de las eléctricas y porque, cambiando la manera de consumir, siendo conscientes de que cada concesión que hacemos, cada cosa que compramos o no reparamos, o cambiamos por estar a la moda, tiene unas consecuencias impredecibles para el planeta. Tenemos un gran poder en nuestras manos, pero solo lo empleamos –así nos han adoctrinado– para nuestro beneficio personal. Somos la mariposa y, con nuestras alas, podríamos provocar el caos, el cambio.

Espero que Garzón no sucumba al desaliento, a la frustración, a la impotencia, a esta política rendida al capital y que no mira el bien común, ni un futuro más humano, más respetuoso con el entorno, más igualitario. Espero que se mantenga firme, defendiendo sus ideas de que otra economía es posible, de que los cambios son duros, pero necesarios. Espero que, como le ocurrió a Galileo tras su famoso “y sin embargo, se mueve” (lo dijese o no), el tiempo y la ciencia le den la razón y no lleguemos tarde para cambiar de rumbo.

MOI PALMERO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 11.1.22
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 870 nuevos positivos y dos fallecidos en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. Así, el total de afectados en la provincia –y confirmados mediante alguna Prueba Diagnóstica de Infección Activa– asciende a 107.651 desde el inicio de la pandemia, de los que 1.138 han fallecido. A su vez, 78.208 personas habrían superado ya la infección (687 más). De esta forma, la incidencia se sitúa en 2.174 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

De este modo, Baena contabiliza 145 nuevos positivos por covid-19 en la última semana 32 más que ayer), cifra que asciende a 257 en el periodo de las dos últimas semanas. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 2.380 vecinos afectados (46 más) y 40 fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 1.970 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias reportan 137 pruebas positivas en las dos últimas semanas, 51 de ellas registradas en los pasados siete días (cinco menos que ayer). De este modo, la localidad ha alcanzado, desde el inicio de la crisis, las 875 personas afectadas (tres más), con 669 curados y trece fallecidos.

En Montalbán de Córdoba se han registrado 16 pruebas positivas en la última semana y 40 en los últimos 14 días. Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa en 502 el número de afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (tres más desde ayer) y mantiene en 427 las personas recuperadas. Asimismo, la localidad registra cinco fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, Montemayor registra 87 pruebas positivas en las últimas dos semanas, 33 de ellas contabilizadas en los últimos siete días. En total, el municipio ha alcanzado los 555 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (seis más que ayer), con 386 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican 112 pruebas positivas en la última semana y 346 en el plazo de catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde marzo de 2020 con un total de 2.893 vecinos afectados por el covid-19 (20 más), con 2.225 personas curadas y treinta fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran en La Rambla 31 positivos por coronavirus en los pasados siete días (seis más que ayer) y 111 si se amplía el plazo a dos semanas. Así, la localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 884 vecinos infectados por covid-19 (cinco más), de los que 652 ya habrían superado la enfermedad. Asimismo, se han registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

En Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica ha registrado en los últimos siete días hasta 22 positivos por covid-19 y 49 en las últimas dos semanas. De esta forma, Santaella contabiliza 544 vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2 (dos más), mientras que 439 vecinos han superado ya la enfermedad. A su vez, el municipio sigue contabilizando dos personas fallecidas por coronavirus.

Por último, en lo que respecta a La Victoria se contabilizan 23 positivos por coronavirus en las últimas dos semanas, tres de ellos registrado en los últimos siete días. La localidad ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 167 vecinos infectados por covid-19 (igual), de los que 127 ya han superado la enfermedad. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus desde que se activó la alerta sanitaria.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ (ARCHIVO)

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - LA VICTORIA DIGITAL


UNICEF

DEPORTES - LA VICTORIA DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
La Victoria Digital te escucha Escríbenos